Open post

«Decálogo del perfecto cuentista», de Horacio Quiroga

I Cree en un maestro -Poe, Maupassant, Kipling, Chéjov– como en Dios mismo. II Cree que su arte es una cima inaccesible. No sueñes en domarla. Cuando puedas hacerlo, lo conseguirás sin saberlo tú mismo. III Resiste cuanto puedas a la imitación, pero imita si el influjo es demasiado fuerte. Más que ninguna otra cosa, el desarrollo de la personalidad es una larga paciencia. IV Ten fe ciega no en tu capacidad para el triunfo, sino en el ardor con que lo deseas. Ama a tu arte como a tu novia, dándole todo tu corazón. V No empieces a...

"«Decálogo del perfecto cuentista», de Horacio Quiroga"Leer más
Open post

«Un editorial» y «una editorial» no son lo mismo

La palabra editorial tiene diferentes significados según se emplee en masculino (un editorial es un artículo de fondo no firmado en un medio de comunicación) o en femenino (una editorial es una empresa editora), de acuerdo con la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA).A su vez, el Diccionario de la lengua española presenta tres acepciones para la palabra editorial: 1. adj. Perteneciente o relativo a editores o ediciones. 2. m. Artículo de fondo no firmado. 3. f. Casa editora. Sin embargo, afirma la Fundéu, en ocasiones se emplea incorrectamente la forma femenina para aludir a los artículos que expresan la opinión de un diario u otro medio: «Las editoriales...

"«Un editorial» y «una editorial» no son lo mismo"Leer más
Open post

¿Quién es el corrector de estilo?

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || ).push({}); Eslabón clandestino en la cadena del libro. Firma invisible. E indeleble. Control freak que se esconde y ríe. El corrector de estilo, supremo perverso. Primo malvado del traductor, él no traduce de una lengua a otra sino del idioma errático al idioma cierto. Su título lo indica: él es el arca de lo corrector. Y si la verdad es temible, lo corrector es siniestro. Hay autores que no desean conocer a sus correctores, ¡los únicos que saben de sus deleznables defectos! El corrector posee labor ingrata o, en el mejor de los casos, honor sin créditos. Si cumple, nadie...

"¿Quién es el corrector de estilo?"Leer más
Scroll to top