“Yesterday”, de Paul McCartney, el sueño más rentable de la historia

Los sueños son parte de nuestra vida. La mayoría de las personas los tienen a diario aunque muchas veces uno despierte sin recordarlos. Cuando es así, queda sólo el recuerdo o la sensación de algo que vivimos pero no logramos expresar. En ocasiones los sueños nos satisfacen al remembrar a personas conocidas o revivir experiencias de la vida diaria. Pero despertar y tener en la cabeza la canción mejor remunerada de la historia y una de las más versionadas no le pasa a cualquiera. Al parecer, el más afortunado en la historia musical (hasta ahora) ha sido sir Paul McCartney.

Era 1964 cuando McCartney despertó un día con la melodía de lo que sería “Yesterday” sonando fuertemente en su cabeza. La canción le atrajo tanto que lo primero que hizo al levantarse fue tocarla en un piano y grabarla para que no se le olvidara. Mientras más la escuchaba se iba convenciendo de que debía de pertenecer a alguien más; ni él mismo podía concebir que una canción así se le ocurriera de la noche a la mañana (y eso que aún no le hacía ganar millones de euros).

Paul estaba casi seguro de haber escuchado la canción en algún otro lado, así que pasó semanas preguntándole a mucha gente si la conocían, pero todos coincidieron en que nunca la habían escuchado. Para él era como haberse encontrado un tesoro y estar buscando al dueño; decidió que si no encontraba al dueño, se quedaría con el tesoro. Y así fue.

Tras asegurarse de que la melodía no era de ninguna otra canción, empezó a trabajar en la música durante meses y meses. Los demás Beatles cuentan que habló de la canción por tanto tiempo que ya los tenía hartos con ella, quizá por eso rechazaron incluirla en varios de los discos publicados en ese entonces. Todos conocían la canción como “Scrambled Eggs”, y John Lennon cuenta que, a pesar de todo, también se divertían escuchando a Paul hablar sobre ella.

A Paul, todo ese tiempo y esas pláticas le sirvieron para seguir mejorando los instrumentos y la letra hasta que estuvo completamente lista. Con su guitarra y un cuarteto de cuerdas grabó por fin la canción, que fue así la primera de los Beatles en ser grabada por sólo uno de los integrantes. En los conciertos esto también tuvo mucha trascendencia: por primera vez John, George y Ringo se bajaban del escenario para que Paul McCartney se parara solo frente al público a tocar una canción de los Beatles.

El resultado de este sueño convertido en canción fue un éxito comercial contundente que representó un millón de ventas en Estados Unidos en sólo cinco semanas, y con los años las cifras aumentaron mucho más: se han registrado más de 3000 versiones de “Yesterday”, se han certificado más de siete millones de emisiones y se calcula que ya le ha dado a Paul McCartney más de 500 millones de euros hasta la fecha.

Para ser una canción con la que despiertas por la mañana, le ha ido muy bien. Claro que para llegar a eso la idea necesitó de la genialidad de sir Paul, y le ayudó mucho estar rodeado de músicos y productores increíbles y formar parte de la mejor banda de rock de la historia. Ah, y cambiar el título “Scrambled Eggs” por “Yesterday”. Eso también ayudó.


Nota. En 2012 Jimmy Fallon invitó a Paul McCartney a escribir y grabar la versión “Scrambled Eggs” de “Yesterday”. Se puede escuchar en Spotify y en este video la cantan en vivo.

https://www.youtube.com/watch?v=DdaHqvjNJTo

Necesitamos de tu ayuda para fortalecer nuestro proyecto. Suscríbete, hazte Patrocinador y recibe todo nuestro contenido exclusivo por un único pago.

Nivel Precio  
Visitante Gratis Selecciona
Seguidor $99.00 por Año. Selecciona
Patrocinador $249.00 ahora. Selecciona
Lector $699.00 por Año. Selecciona

← Volver a la página principal

Scroll to top
A %d blogueros les gusta esto: